Inicio
Pelucas
Protesis Capilares
Estetica Oncologica
Servicios
Donde Estamos

PROBLEMAS CAPILARES



   

CAUSAS DE LA CAÍDA DEL CABELLO.

Nuestro cabello está formado por un tipo de proteína llamada queratina.  Un solo cabello se compone de tallo (la parte que vemos), una raíz por debajo de la piel, y un folículo a partir del cual crece el cabello de raíz.  El extremo inferior del folículo es el bulbo del cabello, donde el pigmento da color al cabello, es decir, donde la melanina se produce.

El  cabello posee un ciclo de crecimiento y descanso. El curso de cada ciclo varía según la persona, pero, la fase de crecimiento del cabello -conocida como anágena-  normalmente dura de dos a tres años. En este tiempo, el cabello crece aproximadamente 1 centímetro por mes.  La fase de reposo se denomina telógena, la cual suele durar de tres a cuatro meses. Al final de la fase de reposo, el cabello se cae y un nuevo cabello comienza a crecer en su lugar. Así, una vez que el cabello ha caído, la etapa de crecimiento comienza de nuevo.
Normalmente, la mayoría de personas pierde de 50 a 100 cabellos diarios. Sin embargo, como el cuero cabelludo consta de unos 100.000 cabellos, esta   pérdida diaria en principio no debe ser preocupante.

En este sentido, la pérdida progresiva es una fase normal del envejecimiento humano. Sin embargo, la pérdida del cabello puede conducir a la calvicie cuando la caída supera  la tasa de regeneración normal, cuando el nuevo cabello es más delgado que el cabello perdido o cuando sale cabello en parches o de forma no uniforme.

 

CAUSAS DE LOS TIPOS ESPECÍFICOS DE PÉRDIDA DE CABELLO.

Patrón de calvicie (alopecia androgenética). Se da tanto en hombres y mujeres, y es lo que se denomina patrón de calvicie, cuando  el tiempo de crecimiento se acorta y los pelos no son tan gruesos o resistentes.  Con cada ciclo de crecimiento, los pelos se arraigan más superficialmente y son más fáciles de desprenderse. El factor hereditario tiene mucho que ver con este tipo de alopecia, ya que  en los casos en los que existen antecedentes familiares de alopecia androgenética, aumenta el riesgo de calvicie. La herencia también influye  en la edad en que se comienza a perder el cabello y la velocidad de desarrollo, estructura y alcance de la calvicie.

Alopecia cicatrizal. Este tipo de pérdida de cabello permanente se produce cuando hay una   inflamación o cicatrices que dañan el folículo piloso lo cual impide el crecimiento de cabello nuevo. Esta circunstancia  se da en algunas alteraciones de la piel, incluyendo el lupus eritematoso o liquen plano, sin saberse aún cuáles son las causas que provocan esta inflamación.

Alopecia areata. Está clasificada como una enfermedad autoinmune, siendo su causa desconocida, ya que la mayoría de personas que desarrollan esta alopecia en general gozan de un buen estado de salud, aunque en otros casos pueden padecer alguna enfermedad de base autoinmune, incluyendo alteraciones de la tiroides. Algunos científicos creen que hay personas  genéticamente predispuestas a desarrollar la alopecia areata y que un disparador, como un virus u otra agente en el medio ambiente, desencadena la enfermedad. También hay que tener en cuenta que una historial familiar de alopecia areata hace más propensos a desarrollarla. Generalmente, con alopecia areata el cabello vuelve a crecer; se puede perder el cabello y recuperarlo  un número variable de veces.

Alopecia total es la completa pérdida de cabello del cuero cabelludo y con frecuencia comienza como una alopecia areata.

 Alopecia universal (universalis alopecia) es la pérdida del cabello y vello corporal, cuya  causa es la misma que la alopecia areata y la alopecia total.

Telogen effluvium. Este tipo de pérdida de cabello se debe mayoritariamente a un cambio en el ciclo vital de crecimiento del cabello. Puede ocurrir cuando se produce algún shock sistémico -emocional o físico- que tiene como consecuencia que las raíces del cabello pasen a fase de crecimiento cero  o estado de reposo, momento en el cual el cabello se pierde progresivamente. En un mes o dos, los folículos se activan otra vez y comienza el crecimiento de  cabello nuevo. La angustia emocional, como una muerte en la familia, o después de un estrés fisiológico, la fiebre alta, una excesiva o repentina pérdida de peso, deficiencias nutricionales, cirugía o alteraciones metabólicas pueden provocar este tipo de alopecia. El cabello, normalmente, vuelve a crecer una vez que la causa que lo generó se corrige, aunque suele tardar un número indeterminado de meses para que esto ocurra.

Alopecia de tracción. Un mala ejecución en  servicios en peluquerías y peinados o manipulaciones que estiren en exceso el cabello puede causar este tipo de alopecia. Si la agresión se detiene antes de que el cuero cabelludo cicatrice sin llegar a causar un daño permanente a la raíz, por lo general el pelo vuelve a crecer con normalidad.

 

OTRAS CAUSAS DE PÉRDIDA DE CABELLO.

Mala nutrición. La falta de proteínas o la insuficiencia de hierro en la dieta o simplemente una mala alimentación puede producir  pérdida de cabello. Las dietas de moda, las dietas de choque y ciertas enfermedades, como trastornos de la alimentación, puede causar una mala nutrición y, consiguientemente, un transtorno capilar.

Medicamentos. Algunos medicamentos utilizados para tratar la gota, artritis, depresión, problemas del corazón y la presión arterial alta pueden causar pérdida de cabello en algunas personas. Asimismo,  los médicos anticonceptivos orales también puede provocar la pérdida de cabello en algunas mujeres.
Enfermedades. La diabetes y el lupus también están relacionados con la pérdida de cabello.

Tratamientos médicos. Los tratamientos de quimioterapia o terapia de radiación (radioterapia) puede originar una alopecia total o parcial. En estas circunstancias, la fase de crecimiento del cabello (fase anágena) puede verse afectada y, como consecuencia, aparecer una alopecia de mayor o menor intensidad. No obstante, cuando estos tratamiento finalizan, el cabello se regenera paulatinamente.

Cambios hormonales. Algunos desequilibrios y/o cambios hormonales también tienen que ver con una  pérdida de cabello temporal. Los embarazos, tener un bebé, la suspensión de tratamientos anticonceptivos vía oral, la menopausia, o una sobreactividad o baja funcionalidad de la glándula tiroides están relacionados con este tipo de alopecia. La pérdida del cabello puede presentar un retraso de tres meses después de un cambio hormonal, y tardará otros tres meses para que los nuevos cabellos vuelvan a crecer. No obstante, durante el embarazo es normal tener más grueso y exuberante el cabello, aunque también es común más cabello de lo habitual alrededor de los tres meses posteriores al parto. En el caso de que el desequilibrio hormonal se asocie con un exceso de testosterona, puede haber un adelgazamiento de cabello en la zona  superior del cuero cabelludo. La corrección de los desequilibrios hormonales puede parar la pérdida del cabello.

Tratamientos de peluquería. Algunas sustancias químicas utilizadas en el teñido   o la decoloración del cabello, así como las  permanentes moldeadoras y los desrizados pueden dañar el cabello. El alisado y el cepillado excesivos también pueden provocar la caída del cabello si éste se daña.
Infección del cuero cabelludo. Infecciones, tales como la tiña, pueden invadir la piel y el cabello del cuero cabelludo, lo que lleva a la pérdida del cabello. Una vez que las infecciones se tratan, en general, el cabello crece de nuevo. La tiña es  una infección por hongos que generalmente puede ser tratada con medicamentos antimicóticos orales o tópicos.

Tricotilomanía ( trastorno de tirones de pelo). La tricotilomanía es un tipo de enfermedad mental en las que las personas que la padecen tienen una necesidad irresistible de tirarse del pelo, ya sea de su cuero cabelludo, de las cejas o de  otras áreas de su cuerpo.  Estirando del cabello  a menudo,  se producen zonas calvas  irregulares en la  cabeza. Los afectados suelen llevar el cabello largo para intentar disimularlas. Las causas de la tricotilomanía todavía se están investigando, y su causa específica todavía no se ha encontrado.

 


PÉRDIDA DEL CABELLO EN MUJERES.

El tipo más común de pérdida y empobrecimiento del cabello en mujeres     es la alopecia androgenética, la cual se puede apreciar en una pérdida de densidad de cabello principalmente en la parte superior y los lados de la cabeza. Afecta aproximadamente a un tercio de las mujeres, siendo más común después de la menopausia, aunque también puede comenzar en la pubertad. La pérdida normal del cabello es de aproximadamente 100-125 pelos diarios y son  sustituídos por otros nuevos. Sin embargo, la verdadera pérdida de cabello se produce cuando el pelos no  vuelve a crecer o cuando la cantidad  supera los 125 diarios . Genéticamente, la pérdida del cabello puede venir de cualquier antecedente familiar.

No obstante, tanto hombres como mujeres pueden verse afectados por otras causas que provocan la caída del cabello, tal y como se indica en los apartados anteriores.

 

PÉRDIDA DE CABELLO EN HOMBRES.

Como es sabido, la calvicie forma parte del proceso de envejecimiento del hombre, lo cual es un hecho inevitable, es decir, no tiene cura y se la denomina alopecia androgenética, la cual se puede desglosar en dos tipos:

  • Androgenética, que consta de andrógenos (cualquiera de las diversas hormonas que controlan la aparición y el desarrollo de características masculinas como la testosterona), y genéticos (la herencia de genes de antecentes familiares).
  • Alopecia -pérdida de cabello-, de la que hay muchos tipos de los cuales hay información en los apartados anteriores.

No obstante, los hombres también pueden verse afectados por otras causas no específicamente masculinas.

 

PÉRDIDA DEL CABELLO EN ADOLESCENTES Y NIÑOS.

La pérdida de cabello o calvicie se produce  generalmente sólo en adultos. Sin embargo, en algunos casos, algunos jóvenes pierden su cabello también, lo cual puede ser una señal de que algo está pasando.
La pérdida del cabello durante la adolescencia puede significar que una persona puede estar enferma o ser un signo de mala nutrición.   Algunos medicamentos o tratamientos médicos, como la quimioterapia, o un peinado muy apretado como las trenzas o coletas también pueden provocar una  pérdida de cabello. Sin embargo, la mayoría de las veces la pérdida del cabello durante la adolescencia es temporal y, una vez solucionado el problema que la ocasiona, el pelo vuelve a crecer de manera natural.
 


En este periodo merece especial atención la tricotilomania y los transtornos alimenticios, pues es en la adolescencia cuando la aparición de estos problemas puede detectarse y evitar que se conviertan en cronicos.

Todos los problemas de caida de cabello tienen una solución estetica que resolverá al instante y efectivamente el problema con absoluta naturalidad y comodidad por medio de prótesis capilares personalizadas o pelucas a medida totalmente indetectables independientemente de el tratamiento medico que se este realizando , siendo compatibles y complementarios.

Consultenos cualquier problema capilar que pueda preocuparle, le informaremos sin compromiso de las posibles soluciones para cada caso y de los pasos más efectivos a seguir, siendo nuestra prioridad el resolver lo más adecuadamente posible cada caso de forma profesional y garantizada.

Concertar cita para información sin compromiso en el telefono 93 215 56 21
Una solución para cada caso y una atención personalizada para cada problema.


 
           
  Extensiones Cabello Pelucas de Cine y Teatro Servicio Domicilio y Hospitales Problemas Capilares Mantenimiento de Protesis
  Copyright 2009 © Contactar